Artículos

Universidad de Santander

Universidad de Santander
Con el propósito de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y a su vez; promover la actividad física como parte esencial de la rutina diaria, el programa de Fisioterapia de la Universidad de Santander (UDES) realiza actividades recreativas denominadas 'Mañanas de Autocuidado', a personas adultas en el barrio Tejaditos, ubicado en el sector de Barro Blanco en Piedecuesta.

Dicha iniciativa se imparte en el marco del proyecto social ‘Maquilando Felicidad’, cuyo foco principal para fortalecer los programas de formación integral de la Fundación Marie Poussepin de las Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen.
Es así que, desde la UDES se procura aplicar actividades formativas y pedagógicas para beneficiar a poblaciones en condiciones de vulnerabilidad del territorio.

Por su parte, Armando, habitante de la comunidad y participante en la jornada deportiva, expresó su satisfacción manifestando que "me pareció una actividad excelente porque podemos dinamizar nuestros músculos y nuestro corazón. Además, es importante porque estamos ejercitando nuestro cuerpo e iniciando nuestro día cotidiano con energía", afirmó.
Impacto en varios frentes

En el tercer semestre de ejecución del proyecto, se resalta que la Universidad ha venido apoyando procesos de producción de la unidad productiva de confecciones de la fundación, además de la capacitación, acompañamiento y formación para emprendimiento, empleabilidad, asociatividad y fortalecimiento de pequeñas unidades productivas. Acción posible gracias al trabajo interdisciplinar de los programas académicos como Ingeniería Industrial, Fonoaudiología, Terapia Ocupacional, Comunicación Social y Periodismo y Fisioterapia.

A propósito, Deyanira Delgado, estudiante de décimo semestre de Fisioterapia, quien orientó la actividad deportiva, manifiesta que "el objetivo que tenemos nosotros como estudiantes de esta carrera es permitir que los adultos mayores del sector de Barro Blanco tengan una mejor calidad de vida y mejoren su funcionalidad, capacidad física y actitud física, para que se sientan mejor consigo mismos".

Uno de los retos es lograr que jornadas recreativas como éstas se continúen programando, buscando el bienestar físico de los adultos mayores. Además, se otorgará capacitaciones en temáticas como el riesgo de caídas para que los participantes adquieran información valiosa a implementar. Las evaluaciones de la condición física y los riesgos de caídas también formarán parte de este compromiso continuo.

Esta jornada deportiva se convierte en un ejemplo tangible de cómo la educación superior puede tener un impacto positivo y transformador en las comunidades locales y de esta manera, se ha dado un paso significativo hacia el fortalecimiento del bienestar comunitario en Piedecuesta.