Artículos

El acoso laboral o mobbing. Por Fundación Universitaria San Mateo

El acoso laboral o mobbing. Por Fundación Universitaria San Mateo
El acoso laboral es más frecuente de lo que se piensa. Es una situación que termina
por afectar de manera psicológica a quienes lo han vivido, limitando su
productividad, vulnerando su autoestima, deteriorando las relaciones laborales y
afectando de manera profunda a sus víctimas, quienes en muchas ocasiones
prefieren guardar silencio por temor o simplemente por falta de pruebas para
soportar su realidad.

El acoso laboral puede presentarse entre compañeros y no necesariamente a través
de jefes, según lo evidencia el informe ELSA (Espacios Laborales sin Acoso) 2022,
que analizó a más de 120 empresas en Colombia, mediante una herramienta digital
desarrollada por GenderLab, con el apoyo y financiamiento del BID. Los resultados
concluyen que el 42% de los casos de acoso sexual laboral se dan entre
compañeros.

De acuerdo con Julio César Pineda, director del programa de psicología de la
Fundación Universitaria San Mateo, el acoso laboral se presenta en un entorno
donde existe mayor presión, propiciando alta exigencia que genera afectación
psicológica, ansiedad, depresión y angustia.
A pesar de que muchas empresas cuentan con políticas de inclusión y diversidad,
equidad de género y manuales expresos donde se prohíbe el acoso laboral, en el
día a día estos lineamientos se quedan cortos para contrarrestar prácticas de este
tipo. Según la encuesta mundial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),
la Lloyd’s Register Foundation (LRF) y Gallup, casi el 23% de personas empleadas
han experimentado violencia y acoso en el trabajo, ya sea física, psicológica o
sexual.

De igual manera, este mismo estudio determina que existen algunos factores que
impiden a las personas hablar sobre estas situaciones, entre los que se encuentran
la vergüenza, la culpa, la falta de confianza en las instituciones, o porque algunas
de estas conductas inaceptables son consideradas “normales”.
Según los resultados encuesta acoso sexual en el ambiente laboral, del Ministerio
de Trabajo, la mayoría de las víctimas de este tipo de mobbing son mujeres, sin
embargo el 41% prefiere sobrellevar la situación individualmente, antes que
denunciar, por miedo a quedarse sin trabajo. “El tema de género en el acoso laboral
y sexual se enfoca mayormente en las mujeres, debido a la percepción de debilidad
y sensibilidad. Sin embargo, también se puede dar acoso hacia hombres, pero no
se reconoce debido a la burla y presión social”, recalcó Pineda.
“Fui víctima de acoso laboral por parte de un jefe, que mencionaba todo el tiempo
frases que me hacían sentir incapaz, su comportamiento hacia mí era hostil y
degradante. Tanto, que asumí que realmente tenía fallas como profesional. Le
manifesté la barrera que tenía hacia él, sin embargo esto no tuvo ningún efecto,
porque él no reconocía su falta de habilidades comunicativas y de liderazgo. No
comenté esto con nadie en la organización, simplemente decidí renunciar y perder

la oportunidad de crecimiento dentro de la compañía. Si hubiese tenido mayor
conocimiento acerca de cómo abordar estas situaciones, la historia habría sido
diferente”, recalca Sergio Téllez, quien vivió acoso laboral.
Muchas personas desconocen cómo hacer frente a este problema. Según el VI
Estudio de Equidad de Género en las Empresas, elaborado por Ipsos en 2023, “Solo
1 de cada 10 ejecutivos pudo reportar los hechos de acoso a algún superior”, lo cual
corrobora que estas conductas sigan pasando de alguna manera desapercibidas y
que no se tomen correctivos al respecto.

¿Cómo abordar esta situación?
Para Julio César Pineda, en toda organización es igualmente importante abordar el
tema del acoso laboral y sexual.
 Una forma de hacerlo es a través de la creación de comités de convivencia
laboral, que se encarguen de tratar estos temas de manera recurrente.
 Estos comités pueden ser conformados por representantes de los empleados
y empleadores, y su función principal es promover un ambiente de trabajo
seguro, respetuoso y libre de acoso.
 Pueden llevar a cabo actividades de sensibilización, capacitación y
prevención, así como recibir denuncias y gestionar los casos de acoso que
se presenten.

Es recomendable que estos comités se reúnan al menos cada 3 meses, para
evaluar la situación laboral, identificar posibles casos de acoso y tomar
medidas preventivas o correctivas, según sea necesario.
 Además, es importante que los empleadores establezcan políticas claras
contra el acoso laboral y sexual, y que estas sean comunicadas de manera
efectiva a todos los empleados. Esto ayudará a crear conciencia y fomentar
un ambiente de trabajo seguro y respetuoso.
Cabe resaltar que la prevención y el abordaje del acoso laboral y sexual es
responsabilidad de todos, y es fundamental trabajar juntos para crear entornos
laborales sanos, debido a que las conductas de acoso pueden llegar a afectar el
desempeño de los empleados, su vida personal y autoestima. Incluso, existe el
convenio sobre la violencia y el acoso, 2019 (núm. 190) de la Organización
Internacional del Trabajo, que legitima el respeto, la promoción y el aseguramiento
del derecho de toda persona al trabajo libre de violencia y acoso.
De igual manera, según Pineda, se deben tener en cuenta aspectos fundamentales
para la convivencia en el trabajo como lo son la comunicación, el establecimiento de
límites y el entendimiento de las necesidades de los demás, lo cual repercute en una
salud mental óptima y en un comportamiento basado en el respeto hacia el otro.

El acoso laboral o mobbing. Por Fundación Universitaria San Mateo