Artículos

Universidad de San Buenaventura

Universidad de San Buenaventura
La educación y el conocimiento se unieron el 13 y 14 de septiembre en una Gira Académica organizada por la Red de Universidades Católicas de Colombia con sede en el Nodo Antioquia - Chocó, a partir de un trabajo articulado y colaborativo que reunió a directivos, administrativos, académicos y estudiantes de las 10 instituciones de Antioquia pertenecientes a la Red, bajo la premisa de vivir una experiencia enriquecedora desde la perspectiva del padre Augusto Zampini, quien compartió su visión y conocimiento sobre la Ecología Integral y Economía del Papa Francisco. Las jornadas se desarrollaron en la Universidad Pontificia Bolivariana – UPB y en la Universidad Santo Tomás Sede Medellín, respectivamente.

El padre Zampini es reconocido por su trabajo en áreas de economía y finanzas, movimientos sociales y pueblos originarios, “paz y nuevas tecnologías” y “ecología integral”; se desempeña actualmente como docente en la Universidad de San Isidro, en Buenos Aires, Argentina y es miembro del directorio de diferentes instituciones internacionales ligadas a la ecología.

El 13 de septiembre, en la apertura del evento, y como discurso de bienvenida, el vicepresidente de la RUCC y rector de la UPB, el Padre Diego Alonso Marulanda Díaz, se refirió al compromiso despertado en el mundo y especialmente en la Iglesia, por el cuidado de nuestra casa común. Y recordó, que la humanidad es administradora, no dueña absoluta de un don, que no solo es para nosotros, también lo es para aquellos que no han nacido y que serán parte de este espacio vital.

Agregó, además, que la Ecología Integral reconoce que nuestro mundo es un sistema de profundos nexos que nos aproximan, que todo está en relación, que todo está conectado. Sin embargo, en palabras del Papa Francisco, “la ruptura de nuestra relación con Dios ha desencadenado una ruptura violenta que nos enfrenta cada vez más entre nosotros mismos y nos convierte en perversos destructores de la misma naturaleza en la que hemos sido colocados por el creador, como administradores y no como dueños”.

Ya en el panel sobre la Ecología Integral desarrollado por el Padre Zampini, se habló desde la mirada ético-social que intenta aportar la riqueza de una tradición milenaria-católica, a los desafíos actuales: económicos y ecológicos, actualmente en crisis provocada en gran medida por un modelo de desarrollo económico y tecnológico.

Se mencionó que para poder entender la visión de la Ecología Integral, se debe comprender los elementos de la crisis que desatan los síntomas de una ecología dañada: problemas de contaminación de aire, agua y suelos; calentamiento global y cambio climático; pérdida de la biodiversidad y elementos sociales como pérdida de la calidad de vida; ruptura del tejido social por la desigualdad; respuestas políticas débiles; falta de liderazgo para navegar la pluralidad y el conflicto; efectos de las nuevas tecnologías y políticas insuficientes de empleo; resurgimiento de nacionalismos cerrados, nuevas formas de egoísmo y pérdidas de sentido social; el cortoplacismo económico y político; y Derechos Humanos, “que no son Humanos, porque no se respetan para todos”.

La ecología Integral es la integración de lo Natural y la Cultura, la relación entre la vida natural y la vida social, el desarrollo humano y el ambiente, la política y la economía, la dignidad personal y el bien común, la justicia intra-generacional y justicia inter-generacional, la cultura colectiva y el estilo de vida personal.

Como uno de los aportes de la Ecología Integral para buscar soluciones a estas crisis -menciona el padre Zampini “es la búsqueda de lo bueno, del bien del otro – agazosúne (bene-volentia)”, y para esto, se debe educar a las personas desde el camino de la ética, porque la Ecología Integral busca sanar lo humano. Entonces lo que busca esta rama es responder a la interconexión del clamor de la tierra y el clamor de los pobres porque en la raíz de los gritos está la misma causa, y si sanamos la causa se sanan los gritos.

Después de la participación de padre Zampini vino el panel de expertos sobre Ecología Integral en que participaron los panelistas Joan Sebastián Silva, Pbro. Julio César Caro, Pbro. Carlos Ángel Arboleda Mora y Juan Camilo Vélez Taborda y un espacio de experiencias significativas con un baile cultural de cierre.

Economía del Papa Francisco

Por su parte, el 14 de septiembre, segundo día del evento, se dio apertura mediante las palabras de bienvenida proporcionadas por el rector de la Universidad Santo Tomás Sede Medellín, Giovani Orozco Arbeláez, en las que compartió los 12 pilares en los que se fundamenta la Economía de Francisco:

1. Basada en la paz y no en la guerra.

2. Que contrarreste la proliferación de armas, especialmente las más destructivas.

3. Que cuide la creación y no la robe.

4. Al servicio de la persona, de la familia, de la vida; respetuosa de toda mujer, hombre, niño, los ancianos y, especialmente, los más frágiles y vulnerables.

5. Donde el cuidado reemplace el descarte y la indiferencia.

6. Que no deje a nadie atrás para construir una sociedad en que las piedras desechadas por la mentalidad dominante se conviertan en piedras angulares.

7. Que reconozca y proteja el trabajo digno y seguro para todos, especialmente para las mujeres.

8. Donde las finanzas sean amigas y aliadas de la economía real y del trabajo, y no contra ellas.

9. Que sepa potenciar y perseverar las culturas y tradiciones de los pueblos, todas las especies y los recursos vivos y naturales de la tierra.

10. Que combata la pobreza en todas sus formas y reduzca las desigualdades.

11. Guiada por la ética de las personas y abierta a la trascendencia.

12. Que genere riqueza para todos, alegría y no solo bienestar, porque la felicidad no compartida es poca.

Seguidamente se tuvo el saludo del coordinador del Nodo, un momento de reflexión espiritual y se dio paso a la conferencia central presidida por el Padre Augusto Zampini en el que se tocó el tema central, Economía del Papa Francisco, la cual busca otros modos de entender la economía y el progreso, además de recuperar el valor de cada criatura.

“Hoy, una nueva economía inspirada en Francisco de Asís puede y debe convertirse en una economía de amistad en la tierra y en una economía de paz. Se trata de transformar una economía que mata en una economía de la vida en todos sus aspectos” – Papa Francisco.

Como reflexión, Zampini proporcionó los desafíos que retan a las universidades católicas en busca de una transformación que sea parte y causa de la solución. Se trata de buscar un nuevo currículo en economía, el crecimiento dentro de los límites planetarios y sociales, crecimiento material al florecimiento humano, renovación de la teoría del valor, un modelo extractivista a un modelo regenerativo y el paso de la economía neoclásica a la economía ecológica.

El evento fue un esfuerzo conjunto que afianzó saberes y experiencias que se quieren llevar a la acción para cambiar la naturaleza de las dos importantes temáticas desde la educación.